¡Ya está en Integral la jaula para preparar la prueba de claustrofobia de los bomberos conductores! Jaula con las medidas reales del examen de oposición, monitorización personal del alumno y utilización del equipamiento oficial. En Integral preparamos esta prueba con los mejores medios para conseguir resultados óptimos.

Aquí os dejamos algunas fotos y un video de la jaula que se ha instalado en el centro. (Calle Manuel Tovar, 34. Madrid).

jaula claustrofobia integral formacion

jaula claustrofobia integral formacion

jaula claustrofobia integral formacion

jaula claustrofobia integral formacion

jaula claustrofobia integral formacion

¿Para qué se realiza una prueba de claustrofobia en la oposición?

La prueba de claustrofobia, es junto a la prueba de vértigo, el cuarto ejercicio de la oposición para las 75 plazas de Bombero Conductor del Ayuntamiento de Madrid.

El objetivo de la realización de estos ejercicios, es detectar comportamientos anómalos de los/las aspirantes para realizar trabajos en espacios confinados.

Antes de ser bombero, los opositores en vuestro día a día, no soléis permanecer en este tipo de espacios, por ello es importante practicar este ejercicio y sobretodo hacerlo con una jaula similar a la que os vais a encontrar el día del examen.

Esto os ayudará a estar más cómodos el día de la prueba.

¿En qué consiste la prueba de claustrofobia?

Los opositores tendrán que realizar un circuito sinuoso que intentará simular la circulación de personas por espacios confinados y sin visibilidad, en un tiempo que determinado por el Tribunal.

La prueba consistirá en llegar al final del circuito sin exceder el tiempo máximo.

Los/Las aspirantes conocerán como es el recinto al que van a acceder, a través de una fotografía o un dibujo, inmediatamente antes del comienzo del ejercicio, pero no el recorrido que van a realizar.

Tendrán que estar equipados con un casco, guantes y máscara de equipo autónomo sin pulmo ni equipo autónomo (proporcionada por el Servicio) para simular unas condiciones con poca o ninguna visibilidad.

La condición de baja o nula visibilidad se conseguirá por opacidad de la máscara mediante pantalla rallada o cubierta con un elemento opaco u otro método similares que consiga el mismo efecto.

El/La aspirante deberá venir equipado con un pantalón largo, una sudadera de manga larga y calzado adecuado.

Accederán al interior de una galería de entrenamiento (cámara de humos) equipado con la máscara, el casco y los guantes. Dentro de la galería entrarán a un circuito en el interior de un laberinto formado por tubos y jaulas metálicas.

Dentro del circuito podrá haber subidas, bajadas y cambios de dirección.

La prueba comenzará con el/la aspirante de pie, junto a la entrada al circuito y terminará cuando salga del laberinto.

En el interior de la sala habrá un/una instructor/a asesor/a del Tribunal que garantizará la seguridad de los/las aspirantes y miembros del Tribunal que se encontrarán en esta sala o en la sala de control anexa.

Calificación del Tribunal

Serán declarados/as no aptos/as aquellos/as opositores que no acaben el circuito establecido en el tiempo máximo antes citado; los que se retiren voluntariamente de la prueba, aquellos/as que desmonten o rompan parte de la instalación existente y aquellos/as en que por una conducta que manifieste que está en riesgo su propia seguridad se vea obligado a intervenir el Tribunal.

El Tribunal, antes de iniciar la prueba, determinará cada cuántos/as aspirantes se cambia el recorrido del circuito (modificando los paneles móviles).

Estos ejercicios se realizan en el orden que se indique y cada uno es eliminatorio para poder pasar al siguiente.

Además, los opositores sólo tendrán un intento para realizar el recorrido.

¿Habéis probado ya la jaula? ¿Qué os ha parecido?